martes, 17 de abril de 2018

Hoy Tazos Yu Gi Oh

   Pienso que tocaba ya mostrar otra de las series de Tazos editadas por la marca de aperitivos Pepsico. Así pues, en las sucesivas fotos inferiores os mostramos la colección completa de Tazos dedicados a la serie de anime Yu Gi Oh.

Anverso de los Tazos del número 1 al 25.
Anverso de los Tazos del número 26 al 50.
Reverso de los Tazos del número 1 al 25.
Reverso de los Tazos del número 25 al 50.
Anverso de los Tazos del número 51 al 57.
Reverso de los Tazos del número 51 al 57.
   Por casualidad me topé en tiempos con una variante del tazo número 54, desconocemos si se trata de un error o si en cambio corresponde sencillamente a un ejemplar de una serie similar emitida en otro país.

A la izquierda, variante holográfica del Tazo número 54
   Tras las 57 primeras entregas apareció la nada desperciable cantidad de 49 piezas de doble diseño, con anverso y reverso ilustrado con las más diversas criaturas soñadas para esta serie. En verdad la capacidad imaginativa del ser humano carece de límites.
Anverso de los Tazos del número 58 al 82.
Anverso de los Tazos del número 83 al 99.
Reverso de los Tazos del número 58 al 82.
Reverso de los Tazos del número 83 al 99.
Anverso de los Tazos del número 100 al 106.
Reverso de los Tazos del número 100 al 106.
   No contentos con la tirada de 106 elementos mostrados en las fotos superiores, los responsables de marketing de Pepsico "rematan la jugada" con la emisión de 21 Tazos de diseño nunca antes visto. Además de la ocurrente y original idea de nombrarlos con letras de la A a la U, obviando la Ñ, la imagen holográfica simula un acercamiento de cada una de las criaturas a modo de zoom.

Anverso de los Tazos A, B, C, D, E, F, G, H, I, J, K, L, M, N, O, P, Q, R, S, T y U.
Reverso de los Tazos A, B, C, D, E, F, G, H, I, J, K, L, M, N, O, P, Q, R, S, T y U.
  Eso es to...eso es to..., eso es todo amigos.

sábado, 10 de marzo de 2018

Agua

   Tiempo atrás ya presentamos algunas de las series de etiquetas de agua Font Vella. Hoy os mostramos las tres últimas series emitidas.


   Dedicadas a series y personajes infantiles nos resultan atractivas y fáciles de coleccionar, tanto por lo limitado de su variedad en cada una de las series, como por el hecho de poder adquirirlas en un gran número de supermercados.


   En cuanto al coleccionismo de elementos infantiles, puede ocurrir que cualquiera al que le mostremos estas colecciones, nos tachen de infantiles contemplando nuestros álbumes plagados de recuerdos de infancia.


   Es posible que el hecho de seguir guardando cromos y otros coleccionables propios de edades que quedaron hace mucho tiempo atrás, nos consiga en cambio transportar a esos momento en los que el tiempo parecía no transcurrir, que la inocencia y ausencia de malicia propias de la infancia nos envolvían, al tiempo en que nuestras neuronas no paraban de acaparar datos y ver el mundo cada día con ojos nuevos.



   Ojalá no perdamos nunca esa chispa, ojalá sigamos siendo en parte como niños, aun con una pesada carga de inviernos sobre nuestras espaldas.

domingo, 11 de febrero de 2018

Zomlings y Shopkins jardineros

   En estos días invernales de frío bajo cero hay tiempo para pasar un rato entre amigos a la sombra de las hortalizas. Los integrantes de nuestra pequeña colección de Zomlings, se han puesto en marcha y disfrutan entre tiernos tallos de zanahorias.

   Otros se entretienen bajo las hendidas hojas de las rúculas. Dos pequeños surcos en un cajón de madera. Suficientes para un par de ensaladas a la semana.


   También hay que cuidar de las pequeñas plantitas de canónigos. Las más tardías dejan asomar ya sus dos cotiledones. Por su parte los ejemplares sembrados con anterioridad están ya listos para su recolección.


   Pero los Zomlings no son los únicos que disfrutan del buen día afanándose en tenerlo todo a punto para la primavera que se aproxima. Un grupo de Shopkins, limpia de hojarasca el entorno donde crecen bulbos de narciso y una nueva generación de dragonarias.


   Además se ve que a estos pequeñines les ha dado por reproducir cactus. Tienen ya una buena cantidad de ellos en pequeños tiestos. Ayudados por un par de Hatchimals los atienden convenientemente, resultando muy eficaces en su labor, ya que se ven fuertes y sanas estas crasas.


   Nuestros amigos Zomlings tienen trabajo, se ocupan también de un pequeño jardín instalado en la concavidad de una anciana teja. En ella se alinean grises pizarras, cuyas aristas asoman como afiladas rocas, propias de terrenos de sierra. Y se entusiasman, se emocionan con los nuevos brotes, cortan recortan, ponen, quitan, plantan y replantan en este frío invierno a la espera de la verde primavera.


    Existe en el mercado una gran cantidad de figurillas coleccionables. Colecciones imposibles que se componen incluso de cientos de muñecos. Se trata de series que pueden iniciarse sin la intención de terminarlas, sino solamente la de agradar a algún pequeñín que se entusiasme abriendo uno de los sobres sorpresa que las encierra, disfrutar del miniregalo y jugar con estos coloridos personajillos.